Criaturas Mitológicas Nórdicas

Las criaturas mitológicas son una parte importante de la leyenda, porque se fusionan directa o indirectamente con los mitos más importantes de la cultura.

Las criaturas mitológicas nórdicas se destacan porque en la mayoría de los casos, estas criaturas tienen similitudes con los animales en la tierra, aunque hay excepciones, estas criaturas tienen similitudes con los dioses en la mitología nórdica.

Las criaturas más reconocidas y famosas:

Fenrir

Este lobo, también conocido como Fenris, Fenrisúlfr o Vánagandr, es una criatura que es esencialmente un lobo gigante, y se dice que juega un papel importante en Ragnarök.

Cuando nació Fenrir, era solo un cachorro, y según su dieta, creció hasta alcanzar un nivel incontrolable. Debido a su naturaleza agresiva, los dioses intentaron atarlo para controlarlo.

Helhest

En la mitología nórdica, Helhest o Helhesten es el caballo del infierno, o más precisamente, el caballo de la diosa del infierno Hela. Se dice que además de ser considerado como el corcel de esta diosa, también declaró la muerte sobre un caballo.

Jörmundgander

Jörmundgander, también conocido como “serpiente de tamaño mediano”, es una serpiente gigante y muy conocida criatura mitológica nórdica. Su padre es Loki y su madre es el gigante Angrboda. Se dice que esta serpiente es macho.

Sleipnir

Sleipnir o Sleipner es un caballo con poderes sagrados y, como es hijo de Loki, ha sido dueño de este caballo desde que nació. Según la leyenda, Loki le dio a Sleipnir como regalo a Odin y le prometió que sería un caballo con una velocidad inigualable, además de que lo llevaría por mar, aire y tierra, y lo llevaría a la tierra de los muertos. Tráelo de vuelta

Nidhogg

En la mitología nórdica, Nidhogg es un dragón que vive en uno de los tres sistemas de raíces de Iggdrasil. Este sistema de raíces da un mundo llamado Nifheim, donde la gente mantiene esta raíz hasta los días de Ragnalock.