Ull, el dios nórdico oscuro y enigmático

Ullr (pronunciado “ULL-er“, a menudo llamado más fácilmente como “Ull“, y ocasionalmente llamado “Ullinn”) es un oscuro y enigmático dios nórdico con grandes habilidades en la lucha cuerpo a cuerpo.

Ull dios nórdico mitología

Las referencias hacia este dios mitológico nórdico en la historia nórdica antigua son escasas y nos dicen poco o nada sobre su personalidad o su papel en la religión y la mitología precristianas. Sin embargo, estas referencias pasajeras indican que en su día fue una deidad de considerable importancia, aunque no sepamos por qué.

Características de Ull

Ullr es hijo de la diosa del grano Sif, y por tanto hijastro del dios del trueno Thor. Los kennings establecen que Ullr es un gran arquero, cazador, luchador en combates cuerpo a cuerpo, patinador y esquiador, atractivo, guerrero y una deidad especialmente apta para invocar antes de un duelo. “El barco de Ullr” es un kenning que significa “escudo”, lo que indica que había una historia de su viaje a través del océano en un escudo, pero si es así, esta historia se ha perdido.

Uno de los poemas de la Edda Poética, el Grímnismál, afirma que su hogar se llama Ýdalir, “tejo de los valles”. La madera de tejo se prefería sobre la de todos los demás árboles para fabricar arcos, lo que probablemente explica esta asociación.

Aunque no hay muchos datos sobre Ull, debió de ser una deidad muy importante en el panteón nórdico en su momento, ya que, según una tradición, el dios Odín ofrecía los favores de Ull como recompensa a quien le ayudara.

Además, el nombre de Ull aparece en muchos topónimos suecos y noruegos. En las crónicas del historiador danés Saxo Grammaticus, Ollerus es el equivalente a Ull.

Historias y mitos del dios del combate Ullr

En otra parte del poema, Odín, que está atrapado entre dos fuegos, promete las bendiciones de “Ullr y todos los dioses” a quien lo rescate. Esta ubicación sugiere una posición de particular prominencia para Ullr en relación con otras deidades.

Esta sugerencia la corrobora el historiador medieval danés Saxo Grammaticus, que nos dice que Ullr (cuyo nombre se latiniza aquí como “Ollerus”) asumió el liderazgo de los dioses durante un periodo en el que su jefe habitual, Odín, estaba en el exilio. Del mismo modo, otro poema nórdico antiguo, el Atlakviða, presenta una escena de juramentos en la que el último y más solemne se hace sobre el anillo de Ullr.

La prevalencia de nombres de lugares derivados de “Ullr” en toda Suecia y el este de Noruega atestigua además que Ullr fue en su día una figura excepcionalmente prominente entre los dioses escandinavos. Muchos de estos nombres se combinan con elementos como hof, “templo”, lo que indica un culto activo a Ullr durante la primera época vikinga y posiblemente también después.

El significado y la etimología de su nombre son inciertos, pero algunos han sugerido que podría derivar de una raíz germánica que también se encuentra en el gótico wulþus, “gloria”, y en el inglés antiguo wuldor (“gloria, esplendor, honor“).

Algunos han intentado equiparar a Ullr con el dios del cielo Tyr, que, como se explica en su artículo en este sitio, era la versión germánica del dios más alto de los protoindoeuropeos, de los que descienden los nórdicos y otros pueblos germánicos.

Otros han querido relacionar a Ullr con la tribu de deidades Vanir basándose en pruebas igualmente poco sólidas: la distribución de topónimos con “Freyr” y “Njord” en las proximidades de topónimos que llevan “Ullr”, y el hecho de que Ullr aparentemente viajó una vez a través del mar (algunas deidades que se agrupan entre los Vanir estaban asociadas con el océano).

Sin embargo, lo más importante es que cualquier argumento que asuma que los Vanir eran una tribu distinta está abierto a considerables sospechas, porque es muy discutible hasta qué punto los Vanir eran vistos como una tribu de dioses distinta, si es que lo eran.

Así que, al final, sabemos lo suficiente sobre Ullr como para deducir que en su día fue una deidad de primera importancia, pero no tenemos ni idea de quién era realmente ni de qué le hacía tan importante para los antiguos escandinavos.

Como tantos otros aspectos de la religión germánica precristiana, la información que tenemos sobre Ullr es fragmentaria e insustancial, pero, lo que es aún más frustrante, tentadora.